Reyes y Juglares Vallenatos

Promoción de artistas folclóricos

Francisco Rada Batista (“Pacho” Rada)

Nació en la finca Los Veranillos, cerca de Plato (Magdalena), el 11 de mayo de 1907, en el hogar formado por Alberto Rada Ballesta, otro gran juglar de la música de acordeón, hoy conocida como Música Vallenata, y María Gregoria Batista Villarreal.

Las circunstancias en que se levantó, signadas por la pobreza y la falta de oportunidades, hicieron que creciera alejado de las aulas escolares. Analfabeta, sólo aprendió a escribir su nombre cuando tenía 80 años y el INEM de Cartagena le concedió el título de Bachiller Honoris Causa.

Aunque convivió con varias mujeres, mantuvo su hogar con Manuela Oviedo, su esposa, hasta la muerte de ésta.

Tuvo 11 hijos, uno de ellos es el Rey Vallenato Alberto Rada.

A la edad de 4 años, y a escondidas, Pacho Rada aprendió a tocar el acordeón, tomándolos sin permiso de cuanto músico amigo llegaba a su casa, que era de parranda y jolgorio, especialmente en el mes de noviembre, con motivo de las Fiestas de San Martín de Loba. Me contó Pacho Rada que en una ocasión, en una parranda, mientras la gente almorzaba, él agarró un acordeón y comenzó a tocar “La Chencha”, en tan buena forma, que lo dejaron seguir amenizando la fiesta y desde entonces no paró de hacerlo, tocando el acordeón casi hasta el día de su muerte.

El más entusiasta seguidor que tuvo en sus inicios fue su papá y él tuvo como ídolo en esos primeros años a su tío Manuel Rada.

Pero el acordeón ni las muchas canciones exitosas que le grabaron le dieron a Pacho Rada para vivir cómodamente. Sus últimos años los vivió en las afueras de Santa Marta en calidad de iniciador del barrio de invasión La Paz, rodeado de nietos, bisnietos y sobrinos anhelantes de robarle los secretos de su acordeón.

Mayormente, a lo largo de su vida, derivó su sustento y el de los suyos de sus oficios como agricultor, chalán, domador de bestias, ponedor de bálsamos y corralero.

En una palabra, Pacho Rada fue un humilde hombre de monte.

Sus canciones y su habilidad como acordeonero lo pusieron en el camino de la fama desde el año 1930, cuando hizo su primera grabación en la casa Curro de Cartagena, lo que si no lo hizo rico le dejaba cada día nuevos amigos y admiradores. Muchos reconocimientos y condecoración recibió este gran juglar vallenato, especialmente en los últimos años, tal como la exaltación como Rey Vallenato Vitalicio, al ser el Padre viviente de la Dinastía de los Rada, reconocimiento efectuado por el Festival de la Leyenda Vallenata de Valledupar en el año de 1999.

Nunca había competido en Festivales, hasta que se animó en el año de 1998 a ir al Festival Cuna de Acordeones de Villanueva, donde se quedó con el premio al Mejor Veterano.

En gira artística sólo salió a Venezuela, pero logró llevar su música y su acordeón a diversos escenarios en distintas ciudades de Colombia.

Sus canciones más conocidas son: “La lira plateña”, “Cipote luto” y “El botón de oro”, entre otras, y se le reconoció como el Rey del Son, especialmente por “El tigre de la montaña”, nombre con el cual se realiza un festival en El Difícil (Magdalena) en honor a su memoria.

Es autor del son “Abraham con la botella”, infaltable pieza en el repertorio de los concursantes de los Festivales Vallenatos.

Pacho Rada, aun bajo sus pesados largos años, nunca pudo bajarse de los escenarios artísticos y su inspiración se mantuvo siempre activa.

En 1998 protagonizó la película de largo metraje “El acordeón del diablo”, una producción alemana que cuenta la historia de Francisco el Hombre, con quien siempre fue confundido Pacho Rada, imaginario alimentado por sus propios hijos, llegando uno de ellos a escribir un libro sobre este tema.

Murió el 16 de julio de 2003. Su sepelio, en Santa Marta, fue uno de los actos más multitudinarios que haya visto esta ciudad.

25 comentarios »

  1. ¡Qué bien, Loli! Nuestra cultura te lo agradecerá. Debes darle continuidad a esta gran tarea. Un abrazo.

    Comentario por Martina | febrero 2, 2009

  2. Soy santandereano, tengo que reconocer que no me gusta el vallenato, son muy pocas las canciones de este género que me agradan, sin embargo me gusta todo lo que tiene que ver con la cultura de este país que amo. Eso me animó a ver el largometraje “El acordeón del diablo”… lejos de imaginarme lo que encontraría.
    Tal fue mi agrado que se despertó mi admiración por Pacho Rada, de quien, sin haberlo conocido, lamenté su muerte. Sus canciones entraron en mí de una manera extraña, mi piel se erizó y ahora sólo me he dedicado a saber más de él y a coleccionar sus canciones. Así fue como llegué a esta página.
    Creo que es la biografía más sencilla y a la vez completa que he leído.
    Gracias por permitirnos saber más de este juglar, como le llaman los costeños a los próceres de la música de acordeón y el arte.
    Gracias.

    Comentario por EDGAR | abril 23, 2009

  3. Si alguien tiene la canción de Pacho Rada llamada “EL HIJO DEL POBRE” que hace tiempo la estoy buscando, espero me la haga llegar.

    Comentario por Nayith Ávila | diciembre 14, 2009

  4. “La lira” es el mejor tema compuesto por Pacho Rada en 1930. ¡Qué calidad! Paz en su tumba, Maestro.

    Comentario por Gustavo Ortiz | diciembre 20, 2009

  5. Es una tremenda pena saber que un personaje de tal talla se haya ido así como así de este planeta pero, después de ver la película documental “El acordeón del diablo”, me queda más que claro que el gran Pacho Rada ha quedado para siempre en la memoria de todos. Su legado a la música latinoamericana ya es importante aquí en Chile como en el resto del mundo. Yo soy un músico chileno y tengo una banda de música con la que rescatamos la cumbia colombiana pero sin que pierda su sabor de origen.
    Sólo me queda agradecerte, maestro Pacho Rada, gracias, tu música está con nosotros.

    Comentario por Ricardo Sepúlveda | febrero 1, 2010

  6. Como todos sabemos que a Don Pacho le atribuyen muchas canciones, también se sabe que muchas de las suyas no las registró y otros las tienen como propias.
    ¡Ah dicha para el señor y para nosotros que lo escuchamos! Ni el perdón alcanzan los que le robaron sus canciones. ¡Qué viva DON PACHO RADA y que siga en mi corazón esa que dice: -“Alevántate, alevántate María / que soy tu negro / tu negro el que te llama /.

    Comentario por Jomar Luna Espinoza | marzo 5, 2010

  7. Siempre he sido un profundo admirador del maestro Pacho Rada. Cuando lo conocí en Valledupar, sentí una profunda admiración por el maestro, y seguramente me demostró aprecio las pocas veces en que tuvimos oportunidad de estar juntos. Debido a que el maestro vivía con Pablita en el barrio La Paz de Santa Marta y yo en Cartagena, nuestra comunicación no era fluida, pero estuve pendiente de él hasta su fallecimiento y mucho después, pues tuve la fortuna de poder ayudar a su hija Pablita en el proceso sucesoral, ya que los demás hijos ni para eso sirvieron. Les cuento que el maestro murió abandonado, pasando necesidades, al punto de que una señora que creía que Pacho Rada tenía mucho dinero, se casó con él cuando el maestro tenía cerca de 85 años de edad, pero al darse cuenta de la verdad, lo abandonó, hiriendo profundamente el sentimiento del maestro, quien desde entonces inició un proceso de padecimientos hasta emocional y solamente, por merced de una nieta, Yenny Fernández, que vive en Medellín, pudo sostenerse en los últimos años de su vida. Su nieta le presentó una amiga que se hacía pasar como su novia, lo llamaba y le enviaba regalos (comprados y enviados desde Medellin por Yenny) y así paliaba el padecimiento de la soledad. Cuando hablaba conmigo sentía la profunda nostalgia de hallarse solo. Me decía con su siempre buen humor que la peor enfermedad que tenía era la vejez.
    Se siente la necesidad de más presencia de los estamentos de la cultura del país para con juglares como Pacho Rada Batista, de quien agradezco profundamente el regalo de los CD tocando en vivo que me hizo.
    Paz en su tumba, viejo Pacho, un día nos encontraremos.

    Comentario por Julio César Rocha Macía | abril 9, 2010

  8. Admiro al gran maestro FRANCISCO “PACHO” RADA. Su gran frase “LA LIRA DEL NEGRO FRANCIO” habla por si sola.
    Quisiera saber dónde se consiguen los CD de su música en vivo. Gracias.

    Comentario por Germán Orozco | abril 26, 2010

  9. Excelente tema, “La lira plateña”, tan famosa. No imaginé que su creación fuera tan antigua. ¡Qué ritmo! ¡Qué clase tan finamente guapachosa! y su letra tan alegre.
    Paz en la tumba del maestro Rada, y desde acá en la Tierra, mil gracias, genio juglar del buen ritmo vallenato.

    Comentario por Alexander García | mayo 23, 2010

  10. Hola, soy de un pueblo del estado de Coahuila y pues la verdad reconozco que la música vallenata es mi vida, tengo muchos años escuchando la música vallenata, más que nada el “vallenato ronco”, como dijo un personaje muy reconocido como lo es Enrique Díaz, cuya música me gusta mucho. Bueno, especialmente me dedico a escucharla todo el tiempo, porque sin el vallenato mi vida no sería de alegría ni de parranda. Un último saludo a todos los artitas de la música vallenata que han puesto en lo alto a Colombia y Valledupar. Felicidades también a Francisco Rada, allá en el cielo y gracias por todas tus canciones.

    Comentario por Oscar Rolando Vielma Juárez | octubre 18, 2010

  11. Estoy esperando que se le haga un verdadero reconocimiento al creador del SON: Francisco “Pacho” Rada Batista, aunque sea póstumo, ya que no se le hizo en vida a semejante figura que no puede pasar desapercibida tanto tiempo. Si escuchas y analizas el tema “Riqueza no es la plata” encontrarás tantas verdades que se vislumbran fácilmente en su portentosa obra.

    Comentario por Emerson Ospino | octubre 25, 2010

  12. Tuve la dicha de conocer sus obras desde cuando yo era un niño, por lo que desde entonces alimenté el deseo de conocerle. Ya como trabajador de los medios de comunicación en Valledupar, viví una enorme emoción al poderle entrevistar en la puerta de la Iglesia de la Concepción en la Plaza Alfonso López, y a pesar de reconocerle como un campesino elemental, quedé mayormente asombrado con su grandeza, su sabiduría de la vida cotidiana, el gran aporte que hizo a nuestra cultura que hoy considero que cualquier homenaje que se le tribute a su memoria quedaría pequeño para la dimensión de su legado cultural. Me salen lágrimas de recordar ese momento y cómo, desde su humildad y sus limitaciones de anciano, no estaba en condiciones de reflejar todo su tamaño socio-antropológico.

    Comentario por Juan Cataño Bracho | octubre 27, 2010

  13. Siempre admiraré a un gran maestro del acordeón como lo fue FRANCISCO “PACHO” RADA BATISTA. Un amigo de su época comentaba que a Jorge Eliécer Gaitán le gustó mucho el tema “El tigre de la montaña”.
    Le doy gracias a Dios por haber permitido que conociera personalmente a este gran juglar de nuestro folclor. Sé que el son “ABRAHAM CON LA BOTELLA” se lo compuso a mi tío Abraham Tovar, ya que ellos parrandearon muchísimas veces en su finca “GINEBRA”. También le compuso una lindísima canción a mi padre, José Tovar, cuando estudiaba en el Liceo Celedón en Santa Marta. Que Dios les tenga en su Santo Reino. Amén.

    Comentario por Juan Tovar | abril 27, 2011

  14. Un saludo muy respetuoso para el pueblo colombiano, al cual admiro mucho por esa preciosa cultura musical.
    Recientemente vi por la televisión nacional de mi país, El Salvador, un reportaje sobre el maestro Pancho Rada; les confieso que me impresionó mucho su historia, especialmente por su sencillez y humildad.
    Supe de su lamentable deceso y sé que Colombia ha perdido a uno de sus mejores hijos.

    Comentario por Alfredo Trujillo Monroy | junio 12, 2011

  15. Soy de Argentina (Buenos Aires, Ciudad General Pacheco). Nunca me dio tanto gusto ver a una persona tocar de esa forma el acordeón. Es el caso del señor Pacho Rada. Es un honor poder escuchar su música. Personas así tendrían que ser eternas.

    Comentario por Ezequiel | enero 1, 2012

  16. ES SUMAMENTE IMPORTANTE CONOCER EL ORIGEN DE LA MUSICA CON QUE CRECI EN EL BARRIO.
    MIS RESPETOS Y HONORES PARA ESTE GRAN HOMBRE DESDE CINCINATI (Ohio, USA) UN MEXICANO.

    Comentario por DARIO RAMIREZ | enero 22, 2012

  17. Soy de México, no me llamaba mucho la atención el son vallenato, únicamente las cumbias y los paseos, pero al escuchar al Maestro Rada me quedé sorprendido por su sencillez para ejecutar el acordeón y lo contagiosas que son sus canciones, se me hizo un nudo en la garganta al ver el video donde Alfredo Gutiérrez lo invita a su concierto a tocar “La lira plateña”. Fue un momento muy emotivo. Que Dios lo tenga en su gloria.

    Comentario por Fernendo Flores | abril 12, 2012

  18. EXCELENTE MÚSICA.

    Comentario por juan Cimarrón | marzo 13, 2013

  19. Tuve la maravillosa oportunidad de conocer y verlo interpretar sus canciones personalmente, más o menos por el año de 1970, en su tierra natal, Plato, departamento del Magdalena, Colombia, cuando me encontraba estudiando el bachillerato en esa población. Aparte de ser un gran artista, me sorprendió su grandeza natural, demostrada fácilmente a través de su sencillez y humildad, virtudes que lógicamente aumentaban su atracción y carisma como artista. Me acuerdo perfectamente cuando interpretaba “LA LIRA”, “CIPOTE LUTO”, “SI LA PLATA SE ACABA”, especialmente con “La Lira” la gente se emocionaba hasta el delirio y lo aplaudían muchísimo. Me dolió en el alma por la forma miserable en que murió, un hombre que le aportó tanto al folclor de su país, como lo hizo el maestro Pacho Rada. Siempre se le ha criticado fuertemente a Colombia en no darle la debida asistencia social a muchos personajes que le han dado lustre a esa nación, sobre todo en las postrimerías de su vida, y a quienes realmente lo necesitan. Lo menos que hubiese podido hacer el gobierno colombiano era darle una buena casa y una pensión decente para que disfrutara su vejez tranquilo, sin ningún tipo de angustias económicas. En Colombia tienen que aprender a valorar, considerar, querer y respetar mucho más a los grandes artistas y a no pagarles con el látigo de la indiferencia y el abandono, para que seamos una nación más civilizada, más culta, más digna, más acorde con los DERECHOS HUMANOS. De todas maneras, maestro Pacho, tu gloria no te la quita nadie. Gracias por darnos tantos momentos de alegría.

    Comentario por Donaldo Martínez Baza - Maracaibo - Venezuela | septiembre 14, 2013

  20. Bonita historia la de Francisco Rada. Yo soy admirador de esta música vallenata.

    Comentario por César Matías Carrillo Lara | noviembre 24, 2013

  21. Soy de Monterrey, Nuevo León (México) y desde niño siempre me ha gustado la música vallenata. Tengo 41años y a la feccha la sigo escuchando. Oir las canciones del maestro Francisco Rada, conocido también como Francisco el Hombre, me llena de nostalgia. Él fue una persona humilde, como que munca le llamaron la atención las riquezas, fue un hombre humilde de corazón. Gracias Pancho Rada por tus canciones. Que donde estés allá con Dios sigas tocando tu acordeón.

    Comentario por César Matías Carrillo Lara | noviembre 24, 2013

  22. Tuve la oportunidad de conocer al maestro Pacho Rada, lástima que lo conocí en los 3 últimos años de su vida. Lo que describe el autor de la vida del maestro es perfecto, solo que detrás de su historia falta mucho por contar. Fui su médico neumólogo. Tuve la fortuna de compartir con él. Alguna vez estuvo en mi casa de Santa Marta, donde tocó el acordeón y canto “La lira plateña” y “Cipote luto”, ya se cansaba y fatigaba al cantar. Siempre lo acompañaba su hijo Manuel Rada con la guacharaca y sus nietos con la caja; aunque también Manuel tocaba el acordeón y cantaba. Su famosa lira plateña, que no era más que su acordeón, y plateña, ya que su amado El Difícil, para la época era un corregimiento de Plato (Magdalena). Pienso que fue un juglar vallenato grande, contribuyó a darle forma, le puso el otro ritmo que le hacía falta al vallenato: el son. En otras ocasiones estuvimos de parranda en la hacienda de Pino Manco con sus hijos y nietos; ya el viejo no tomaba. Por ahí tengo 30 canciones tocadas y cantadas por él que nunca las grabó, las tengo como una reliquia de la música vallenata. Lo de Francisco el Hombre es una discusión que se tiene con los del Cesar y la Guajira. Ellos son muy engreídos con el vallenato, ellos siempre se creen que todo lo del vallenato es de ellos. El maestro grabó poco, quizás los de Discos Fuentes de Medellín son los únicos que tienen material de él, pero lo tienen archivado. Hay muchas cosas que recordar del maestro Pacho Rada.

    Comentario por John Pedrozo Pupo | noviembre 24, 2013

  23. MUY BUENA LA HISTORIA DE PACHO RADA PERO LO TRISTE
    ES VER COMO EN COLOMBIA LA GENTE QUE SIEMBRA CULTURA TERMINA EN TAL ABANDONO

    Comentario por Víctor Manuel | enero 20, 2014

  24. Hola, yo soy de Monterrey (N.L.), y me parece muy importante que se reconozca a este hombre por su aporte musical. Desgraciadamente ya se le reconoce muy tarde, pero al recordarlo, él sigue todavía vivo en nuestras mentes y corazones y en su legado que nos dejó para que con su escuela muchos seguidores del vallenato aprendamos de él y a darle más valor a las inspiraciones de los maestros inmortales y así continuar con sus enseñanzas y mantener muy en alto este folclor.

    Comentario por Highlander | marzo 1, 2014

  25. Pacho ahora está con Cristo.

    Comentario por Alex David Nevado Ayola | agosto 2, 2014


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: